friccion de compras

En teoría, las ventas deberían ser fáciles. Un cliente quiere algo, tu empresa tiene ese algo y tú se lo vendes.  En realidad, por supuesto, vender casi nunca es tan fácil, especialmente para una pequeña empresa. Hay que generar clientes potenciales, calificarlos para determinar si son verdaderos prospectos, acercarse cuidadosamente a ellos, presentar tu producto